© AesVida, todos los derechos reservados. 2012 - 2017
ABORTO
“VERDADES” Y MENTIRAS EL ABORTO ES LA PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN ESPAÑA Y EUROPA. Cuál fue mi desagradable sorpresa al investigar sobre el tema del aborto, y encontrarme con esta realidad. ¿Cómo   un   dato   así   es   tan   desconocido   en   nuestra   sociedad?   ¿Quién   quiere   ocultar   estos   datos   y   por   qué?   No   me   resultaría fácil responder a esta pregunta, por lo complejo de ello, pero para arrojar un poquito de luz, os mostraré estos datos. En el año 2001 se realizaron en España unos 69.000 abortos y en el año 2010 se produjeron 113.000 (camino del doble). El  “negocio” del aborto ha aportado un beneficio a quienes lo realizan (cerca de un 90% se realiza en clínicas privadas) de 100.000.000 (cien millones) de euros en estos últimos 10 años, este dato tampoco suele ser muy divulgado. Sin embargo, hay otras afirmaciones que giran en torno al aborto, bastante más divulgadas que los datos anteriores, y muchas de ellas no son verdad. Descubramos esas mentiras que se han implantado en las mentes y conciencias de la sociedad en la que vivimos. La mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo. El   hecho   de   afirmar,   con   respecto   al   aborto,   que   la   mujer   tiene   derecho   a   decidir   sobre   su   cuerpo,   es   un   error   en   sí,   porque   el   ser que   hay   en   su   interior   representa,   desde   el   mismo   momento   de   la   fecundación,   un   cuerpo   distinto   al   suyo,   con   un   ADN   único   y exclusivo.   Esta   nueva   vida   está   unida   y   al   cuerpo   de   la   madre   y   es   dependiente   de   ella   para   su   desarrollo,   pero   individual   como ser humano, con un código genético totalmente independiente al de la madre, es decir, es una nueva vida. Es por esto que la mujer que decide abortar, no está decidiendo sobre su cuerpo, está decidiendo sobre el cuerpo de su hijo. La mujer tiene derecho a decidir sobre el futuro de su vida. Sí,   todas   las   personas   tienen   derecho   a   decidir   sobre   el   futuro   de   sus   vidas,   pero   nunca      un   derecho   puede   ser   ejercido   pasando por   encima   del   derecho   de   otro,   es   decir,   nunca   el   derecho   de   la   madre   de   decidir   sobre   su   futuro   puede   estar   por   encima   del derecho a vivir de su hijo. Un   ejemplo,   según   la   Constitución   española,   todos   tenemos   derecho   a   una   vivienda   digna,   pero   lo   que   no   podré   hacer   nunca   para conseguirla   es   ir   y   robársela      a   alguien.   El   hecho   del   aborto,   basándose   en   el   “supuesto   bienestar”   que   le   ofrecería   a   una   persona no tener un hijo en ese momento, sería: “mejoro” mi vida y te quito la tuya. El embrión no  puede ser considerado todavía como un ser humano. No   soy   yo   quien   entienda   mucho,   tal   vez,   acerca   de   biología,   por   eso,   permitidme   que   nombre   a   personas   que   de   esto   sí   que saben mucho, y podrían traer luz a este asunto. El   Dr.   Jerome   Lejeune,   el   padre   de   la   genética   moderna   (la   ciencia   mundial   reconoce   unánimemente   como   uno   de   los   primeros   y más   cualificados   investigadores   en   genética)   ha   dicho:   “Aceptar   el   hecho   de   que   después   de   la   fertilización   un   nuevo   ser   humano cobra   vida,   ya   no   es   un   motivo   de   pruebas   u   opiniones,   es   simple   evidencia.   No   tengo   duda   alguna:   abortar   es   matar   a   un   ser humano, aunque el cadáver sea muy pequeño”. Angelo   Luigi   Vescovi,   Director   del   Instituto   de   Investigación   de   Células   Estaminales   del   Hospital   San   Rafael   de   Milán,   (se   profesa agnóstico)   también   ha   dicho:   «El   embrión   es   un   ser   humano.   Esto   es   innegable.   Cualquier   intento   de   hacer   comenzar   la   vida humana en un momento posterior es arbitrario y no sostenido por argumentación científica». En   base   a   estas   afirmaciones   científicas   objetivas,   independientes   de   profesiones   de   fe,   que   a   veces   no   cuadran   con   todos,   nadie debería   atreverse   a   decidir   cuándo   el   nuevo   ser   concebido   podría   ser   considerado   “humano”. Ahora   bien,   desde   el   punto   de   vista de la fe, también se afirma que hay un Dios creador, que tiene un propósito para cada vida, incluso antes de ser formada. Interrupción voluntaria del embarazo. Permíteme   una   pregunta   dura:   ¿llamarías   interrupción   voluntaria   de   la   vida   de   los   judíos,   al   holocausto   nazi?   Siento   mucho   si   he herido   tu   sensibilidad,   pero   el   aborto   acaba   cada   año   con   unos   50.000.000   (cincuenta   millones)   de   vidas   humanas,   más   de   las   que murieron   en   total   en   la   2ª   Guerra   Mundial,   y   hoy   en   día   le   damos   este   nombre   tan   “light”,   interrupción   voluntaria   del   embarazo. Su   verdadero   nombre   es   “interrupción   violenta   de   la   vida   de   un   ser   humano”.   No   entraré   en   detalles   para   explicar   por   qué   he escrito   la   palabra   “violenta”,   ese   trabajo   se   lo   dejo   para   mi   querido   lector,   investiguemos   cuáles   son   los   métodos   que   usan   en   las clínicas   abortivas,   con   qué   técnicas   los   médicos   interrumpen   esos   embarazos,   miremos   con   nuestros   ojos   imágenes   de   un   feto recién abortado, entenderemos entonces por qué he usado la palabra “violenta”. Y   tantas   y   tantas   otras   afirmaciones   que   corren   libremente   por   la   mente   de   esta   sociedad,   que   no   son   más   que   mentiras camufladas, para esquivar una verdad incómoda. Creemos   que   es   tiempo   de   decir   ¡¡¡Basta   ya!!!,   y   no   solo   para   condenar   un   acto   execrable,   sino   que   es   tiempo   de   apoyar   a aquellas   que   van   a   tomar   una   decisión,   a   veces   por   falta   de   información   (equivocadamente   creen   que   “terminarán   con   su problema”,   pero   es   ahí   donde   realmente   empiezan   sus   problemas:   depresión,   stress,   ansiedad,   insomnio,   sentimientos   de culpabilidad y un largo etc…..), y a su entorno, para evitar más muertes inocentes. Rompamos con ese falso concepto de “libertad para decidir”. Conozcamos la verdad del aborto, y seremos totalmente libres.
Aborto es mentira que mata Adivinanza Cruel.  Adivine la diferencia   A la primera le meten en la cárcel.   A la segunda que va a abortar le dicen que “tiene el derecho de elegir”.   La incoherencia criminal número 2 de los modernos. El efecto final no es distinto.   Los dos hijos terminan en la basura. Esto es  una especie de demencia.
629  649 308  
Escríbenos
Siguenos en facebook
Siguenos en twitter