¿Estás Embarazada?

¿Estás embarazada?
Slider

queremos ayudarte

Si estás embarazada y no lo esperabas, es posible que te sientas muy asustada. Estás ante una de las decisiones más importantes de tu vida.

Algunas mujeres saben de inmediato que quieren tener a su bebé y otras se platean un aborto. Si este es tu caso no tienes que apresurarte. Una ecografía gratis puede ayudarte a ver a tu bebé y escuchar su corazón. No dudes en pedírnoslo.

Puedes, y debes, tomarte el tiempo suficiente para informarte.

Intenta visualizar cada una de estas dos opciones. No solo cómo te encontrarás hoy sino trata de imaginar cómo te sentirás al respecto dentro de cinco años.

El aborto es una intervención médica y dependiendo de las semanas de embarazo este se realiza mediante medios químicos (hasta la 7ª semana) o quirúrgicos (a partir de la semana 7ª). Debes conocer cuáles son estas técnicas de aborto.

También debes ser consciente de las posibles consecuencias físicas para ti y las secuelas psicológicas.  Otra información muy importante para tu decisión es acerca del embrión y su desarrollo en ti.

Si crees que no podrás criar a tu hijo o hija puedes darlo en adopción, pero también puedes darte un tiempo y tenerlo en acogimiento mientras te decides.

También queremos informarte sobre ayudas públicas y privadas de manera personalizada, monitoreada por nuestro equipo de profesionales.

Si al final optas por criarlo tu misma nosotros podemos orientarte en el cuidado de un bebé y que no te sientas incapaz de salir adelante con tu bebé.

Si eres adolescente y quieres tener a tu hijo podemos apoyar con orientación psicosocial a tu familia.

¡No estás sola!

Slider

También queremos que conozcas cómo va creciendo tu hijo o tu hija dentro de ti. Cada día del embarazo es diferente, tu bebé no para de crecer y desarrollarse. Tu bebé es valioso desde el mismo instante de la concepción.

  • La concepción de la nueva vida surge cuando el esperma fertiliza el óvulo.
  • El género del bebé lo dictamina el esperma ya que aporta un cromosoma X o Y. Un cromosoma X indica que será una niña y si aporta un cromosoma Y será niño.
  • El embrión se implanta en la pared del útero.
  • Se forma el tubo neural del que se origina el sistema nervioso central, de aquí se desarrollará más adelante el cerebro y la médula espinal.
  • Se forma rápidamente el sistema vascular (incluyendo la cuerda umbilical) y el corazón empieza a latir a principios de la Semana 3.

  • Aparecen los riñones.
  • Se van formando las manos y las muñecas.
  • Todos los nervios craneales ya han sido creados y los nervios de los brazos y las piernas se están formando.
  • Empieza a detectarse movimientos sutiles.

  • Hay actividad cerebral
  • Los huesos en los brazos y las piernas se forman, así como lo que serán los dientes de leche.
  • Las manos empiezan a moverse
  • Los parpados de los ojos están y crecen.
  • Se forman las cavidades nasales básicas (sin desarrollar).
  • Órganos vitales siguen desarrollándose, incluyendo los riñones, el hígado, el páncreas, los pulmones, el estómago y los intestinos.

  • La cabeza puede girar y las piernas pueden moverse.
  • El bebé puede tener hipo.
  • Las manos pueden tocarse y los dedos se pueden solapar.
  • El corazón que empezó a latir hace semanas, está casi totalmente desarrollado y late rápidamente (alcanza las 165 o 170 pulsaciones por minuto).
  • En los pies se aprecia dónde se formarán más adelante los dedos de los pies y se forman las articulaciones de las rodillas.

  • Aparece pelo alrededor de las cejas y de la boca.
  • Se empieza a producir y soltar orina.
  • Las articulaciones son similares a las de un adulto.
  • La tendencia a ser zurdo o diestro empieza a destacar.
  • Los dedos de las manos y de los pies todavía tienen una membrana entre ellos pero siguen creciendo.

  • Esta semana el peso del bebé incrementará un 75%.
  • La cabeza es mucho más grande que el resto del cuerpo.
  • El bebé puede chuparse el dedo y mover su lengua.
  • Los principios de lo que serán sus cuerdas vocales están presentes y el bebé empieza a bostezar.

  • Cada dedo de las manos y de los pies ya tiene su propia huella dactilar y le empiezan a crecer las uñas.
  • Los huesos empiezan a solidificarse.
  • Los ojos se mueven.
  • Se forman los principios de los que serán sus dientes permanentes.

  • La nariz y los labios están perfectamente formados, empiezan a haber expresiones faciales.
  • Los órganos reproductivos están bien formados y ya se puede detectar el género a través de una ecografía.
  • Sus intestinos absorben agua y glucosa.
  • Esta semana el peso del bebé incrementará un 60%.

  • Sus manos tocan su boca hasta 50 veces en una hora.
  • Se empieza a producir bilis en el hígado.
  • Empieza a poder defecar.
  • Tiene papilas gustativas dentro de su boca.

  • Empieza el segundo trimestre
  • Los dientes y otros tejidos siguen creciendo.
  • Las vías respiratorias están cubiertas por cilios.
  • Gran parte del cuerpo es sensible al tacto.

  • Las chicas mueven sus mandíbulas más que los chicos.
  • Su cerebelo se asemeja al de un adulto y su córtex cerebral tiene 4 lóbulos.
  • Van acumulando grasa en los mofletes de la cara.
  • El bebé se aparta cuando nota que le tocan en la boca.

  • El bebé tiene células madre en su médula ósea.
  • Va aumentando la grasa por todo el cuerpo.
  • En la sangre ya se encuentra la hormona glucagón que controla la glucosa.

  • La madre ya puede sentir los movimientos del bebé.
  • Se forma el esmalte de los dientes.
  • A nivel pulmonar, la tráquea y los dos bronquios (entradas a los pulmones) están casi desarrollados del todo.
  • Ante intervenciones invasoras el bebé sufre respuestas hormonales de estrés.

  • La retina tiene capas.
  • La corteza cerebral está activa
  • El meconio (primer excremento de los recién nacidos que está compuesto de moco, bilis y restos de la capa superficial de la piel) se empieza a acumular.
  • Los ojos se encuentran en su posición final y las orejas casi están desarrolladas del todo.

  • Una substancia cremosa, el vérnix caseoso, protege a la piel del bebé de su contacto con el fluido amniótico.
  • Hay suficiente desarrollo en el oído interno y en las puntas de los nervios en el cerebro para que el bebé ya detecte sonidos.
  • Las glándulas sudorales se han formado.
  • Se empieza a generar secreción de insulina.

  • Empieza la producción de melanina.
  • En las niñas ya se han creado todas sus células ovogonias, que en el futuro serán los óvulos.
  • En los niños se empieza a desarrolla la próstata.
  • Se empiezan a regular los ciclos diarios biológicos del bebé, como el ciclo del sueño.

  • Se han generado todas las capas y estructuras de la piel del bebé.
  • En su oído su cóclea está tan desarrollada como la de un adulto y transforma los sonidos en mensajes nerviosos y los envía al cerebro.
  • Sus párpados ya pueden separarse y el bebé abre y cierra sus ojos.
  • La circunferencia de su cabeza mide unos 20 centímetros.
  • Es ahora el primer momento donde es posible que se generen niveles bajos de surfactante pulmonar cuya función es reducir la tensión superficial de los pulmones y facilitando su expansión.

  • Las piernas están alcanzando su proporción correcta.
  • El cerebro está creciendo rápidamente; los nervios empiezan a formar conexiones complejas y seguirán haciéndolo hasta que el niño cumpla los 5 años.
  • Empieza a crecerle el pelo en la cabeza.
  • Un bebé que nace prematuramente ahora tiene el 50% de probabilidades de sobrevivir.

  • La estructura de la córnea está totalmente desarrollada.
  • Los glóbulos blancos se están desarrollando y permitirán al bebé luchar contra infecciones.
  • Al aumentar de peso, la piel del bebé se vuelve menos transparente y arrugada.
  • La audición se vuelve cada vez más nítida según se van solidificando los huesos del oído interno.

  • El cerebro pesa unos 100 gramos esta semana y el bebé está a punto de realizar un estirón y su tamaño aumentará un 400-500%.
  • Se abren las fosas nasales del bebé.
  • El movimiento diario ayuda al desarrollo de los músculos.

  • El bebé puede escuchar cosas fuera del vientre de su madre y puede reaccionar ante un susto, como un ruido fuerte.
  • Los ruidos elevados pueden hacer que aumente el latido del corazón del bebé y su movimiento.
  • El surfactante pulmonar está presente, y, por lo tanto, el bebé podría respirar fuera del vientre.

  • En la retina ya se ha formado la capa de células fotorreceptoras compuesta por conos y bastones. Esta capa permite al ojo del bebé detectar luz y colores.
  • El bebé ya posee el sentido del gusto y esto afecta la velocidad con la que traga el fluido amniótico. Si la madre come comidas dulces, tragará más rápidamente, mientras que, si la madre come comida más amarga, el bebé tragará más lentamente.
  • Las paredes intestinales ya poseen todas las células que el intestino de un adulto.

  • El bebé ya tiene sentido del olfato.
  • Empieza la producción de lágrimas.
  • Aumentan los depósitos de grasa y disminuyen las arrugas.
  • Crecen las pestañas.

  • Las pupilas del bebé reaccionan a la luz.
  • Siguen aumentando los depósitos de grasa por el cuerpo para que el bebé pueda mantener su temperatura corporal después de nacer.
  • La placenta mantiene una temperatura más alta que la del resto del cuerpo de la madre, entre unos 37.8oC y unos 39.2o

  • El bebé ya puede diferenciar entre sonidos de alta y baja frecuencia que se emiten fuera del vientre.
  • La médula ósea se hace cargo de la producción de los glóbulos rojos del hígado.
  • El tejido cerebral liso va desarrollando arrugas y pliegues según aumenta la masa cerebral con el crecimiento del bebé.
  • Ahora el bebé ya puede hacer saltos y volteretas, así como movimientos parecidos al que se hace andando.

  • La cabeza del bebé ya es proporcional al resto de su cuerpo.
  • Los ojos pueden moverse dentro de la cavidad del ojo, y los demás sentidos están funcionando.

  • Movimientos respiratorios son comunes a pesar del hecho de que no hay aire dentro del vientre.
  • La corteza cerebral del bebé ya tiene seis capas.
  • La circunferencia de su cabeza mide unos 30 centímetros.

  • Es muy probable que el bebé ya tengo sueños a estas alturas.
  • El crecimiento empezará a frenarse, pero aun así su peso al nacer será aproximadamente el doble de su peso actual.
  • El médico empezará a tomar nota de la posición del bebé con la esperanza de que venga de cabeza.

  • La memoria del bebé empieza a funcionar y normalmente llegará a preferir las canciones que oye en esta etapa del embarazo a aquellas canciones que oye después de nacer.
  • Se ha completado la formación de glomérulos renales cuya función es filtrar la sangre.
  • Los músculos de la parte inferior del esófago ya funcionan.

  • Los huesos craneales no se han fusionado y son muy maleables.
  • El fluido amniótico está a máxima capacidad y se mantendrá a este nivel el resto del embarazo.
  • Es posible que el bebé ya se posicione de cabeza, pero puede ocurrir más adelante también.
  • Es probable que la madre coja peso adicional ya que lo está haciendo el bebé también.

  • El aumento de peso acelerado del bebé incluye peso cerebral ya que la vaina de mielina, capa aislante, aumenta en espesor en estas últimas semanas.
  • La presión de la cabeza del bebé si está colocado puede hacer que la madre tenga que orinar más frecuentemente.

  • El bebé ya tiene un fuerte agarre en la mano.
  • El bebé engordará entre 225 y 340 gramos a la semana a partir de ahora.
  • El desarrollo pulmonar está casi completo y los pulmones casi están listos para el nacimiento.

  • La producción de surfactante aumenta.
  • El cerebro del bebé peso unos 300 gramos.
  • El sistema inmune del bebé sigue desarrollándose según el bebé recibe anticuerpos de su madre.

  • El bebé se traga unos 425 gramos de fluido amniótico al día.
  • Mejora la capacidad de coordinación del bebé y ya puede coger cosas con la mano.
  • El embarazo se considera ahora que ha llegado a término y el médico no intentará frenar el parto si empieza.

  • Se considera que el bebé ha llegado a término
  • Los movimientos respiratorios harán que el bebé pueda tener hipo.
  • La vérnix caseosa, la sustancia que cubre la piel del bebé, casi ha desaparecido; solo queda una pequeña cantidad que ayudará al bebé pasar por el canal de parto con más facilidad.
  • El bebé engorda entre 15 y 30 gramos al día.
  • El apetito de la madre puede menguar debido a que cada vez hay menos sitio dentro de su cuerpo, incluyendo su estómago.

  • El bebé ya tiene más de 300 huesos y su esqueleto se sigue desarrollando.
  • Todos los órganos, incluyendo los pulmones, están listos para el parto.
  • El cordón umbilical del bebé mide unos 50 centímetros y más de un centímetro de ancho, no es infrecuente que se enrede.

  • ¡Nace el bebé!
  • Después del parto gran parte de la vérnix caseosa ha desaparecido, aunque pueden quedar algunos rastros.
  • La cabeza puede tener una forma parecida a un cono, pero es por pasar por el canal del parto, pero en unos días volverá a estar redondo.
  • El bebé será capaz de llorar cuando nazca, sin embargo, es probable que no le salgan lágrimas porque sus conductos lagrimales todavía no están desarrollados.

  • Las pupilas del bebé reaccionan a la luz.
  • Siguen aumentando los depósitos de grasa por el cuerpo para que el bebé pueda mantener su temperatura corporal después de nacer.
  • La placenta mantiene una temperatura más alta que la del resto del cuerpo de la madre, entre unos 37.8oC y unos 39.2o

Slider

Si realmente no consideras criar a tu hijo o hija por la razón que sea, queremos que sepas que hay dos opciones a las que puedes optar: la adopción o el acogimiento. Tanto uno como otro, son un gran acto de amor por parte de la madre que se ve incapaz de cuidar del hijo.

acogimiento

El acogimiento es proporcionar una familia que cuide del menor de forma temporal, hasta que su familia de origen sea capaz de cuidar de su hijo/a.

No se pierde la relación jurídica, ni la relación personal, ya que los padres naturales siguen siendo en todo momento sus padres y pueden visitar a la familia de acogida de su bebé. Hay varios tipos de acogimiento, puede acogerlo un familiar de su propia familia hasta que la madre o padre se pueda hacer cargo del niño.

adopción

Con la adopción, tu hijo o hija se entrega a una familia de forma permanente e irrevocable, y no se puede volver atrás. Se pierde la relación con el menor, no se le puede visitar y no se sabe qué familia lo ha adoptado.

La madre que quiere dar a su bebé en adopción, tiene que pensarlo con toda quietud, sin agobios. Si al final decide entregarlo, ha de hacerse en un marco de seguridad y legalidad como es un hospital.

La madre debe de ponerse en contacto con la trabajadora social, decir en qué hospital va a dar a luz y que quiere dar su bebé en adopción.  En el momento del nacimiento, el niño ya pasa a ser tutelado por la comunidad autónoma correspondiente y para la tranquilidad de las madres que quieran dar su hijo en adopción, esta busca la idoneidad de los padres que lo van a adoptar.

Podemos hablarlo con tranquilidad, estamos junto a ti en este camino.